Aunque la mona se vista de seda…

Según los datos del último barómetro del CIS los tres principales problemas que nos preocupan son la situación de la economía, el paro y los provocados por la “clase política”. De hecho, sólo un 7,9 % de españoles se siente feliz con aquellos que gobiernan y nada menos que un 38,7% consideran que la situación política actual es muy mala.

Y no podía ser de otra manera, a base de escándalos, corruptelas, regalos de lujo y amiguitos del alma la brecha entre los que ocupan un cargo de representación política y aquellos a los que debieran representar empezó a agrandarse a principios de 2009, alcanzando el pasado septiembre la categoría de abismo. Lógicamente, estos datos demuestran lo que en la calle se pulsa con claridad desde hace meses, un enfado generalizado por las formas de gobierno de espaldas a la ciudadanía, la dilapidación de los derechos sociales y servicios públicos, la corrupción, la falta de seriedad laboral de los diputados y senadores, la duplicidad de cargos públicos, el mal funcionamiento de las instituciones…

Ya en pre-campaña, las propuestas de los protagonistas de estos comportamientos orientadas a la captación del voto, no se han hecho esperar. Hace unos días, Esteban González-Pons proponía reducir en medio centenar el número de diputados en el Congreso desde los 350 actuales a los 300 como medida de ahorro. En este alarde de hipocresía populista, el vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, y candidato al congreso por Valencia, pretende convencernos de su perfil austero mientras los escándalos económicos y los agujeros millonarios se suceden en empresas públicas valencianas.

Por su parte, el candidato de Partido Socialista lanzaba como medida estrella la prohibición de la duplicidad de cargos, aun cuando su partido está lleno de políticos profesionales que compaginan asientos, salarios y compensaciones, en más de un cargo de representación. El colmo de la hipocresía populista lo conocíamos hoy, con la propuesta de regular la dación en pago y quitar privilegios hipotecarios a Iglesia.

La primera pregunta es, si ambos partidos han estado en el gobierno, si desde hace meses de facto nos están gobernando de manera conjunta, ¿por qué no han adoptado ninguna de estas medidas cuando han podido hacerlo? Claramente el dictado de los mercados no se lo ha permitido

La siguiente pregunta es ¿de verdad pretenden hacernos creer que lo harán si vuelven a gobernarnos? Mejor les contestamos mañana en las calles, hay sobradas #razones15O

Anuncios

Acerca de Adoración Guamán

Adoración Guamán
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s